Trucos

Fabrica tus sales de baño en casa

fabrica-tus-sales-de-bano-en-casa

Un baño relajante tiene un valor muy especial en las épocas un tanto difíciles que estamos pasando. Es importante disponer de un tiempo para nosotras  y a su vez  aprovechar para mejorar nuestra piel. No digo que sea posible tomar un baño relajante a diario, pero si nos organizamos podemos disponer de una o dos veces a la semana para un baño de inmersión, prolongado y bien desestresante.

Para esto se necesitan pocos elementos. Generar un clima especial es ideal y a su vez muy simple. Una música suave, iluminación tenue y sales de baño completan nuestra lista. Fabricar las sales es muy barato y nos permite ser bastante creativos.

Para las sales necesitamos 250 gramos de sal gruesa, colorante de los que se usan en la cocina (esto es opcional) y uno o dos aceites esenciales según nuestro gusto. También nos pueden servir los que hemos usado en recetas anteriores. Para los 250 gramos de sal, se usan 50 gotas de aceites. Por ejemplo, si usaremos dos aceites, serán entonces 25 gotas de cada uno.

En un recipiente adecuado colocamos la sal y vamos agregando el colorante y luego los aceites, gota a gota, revolviendo con cuchara de madera hasta que se integren todos los elementos. Guardamos en lugar seco.

La aplicación es bien simple: llenamos la bañera y agregamos nuestras sales agitando un poco el agua para que se mezcle bien. Si queremos que el baño sea más relajante aun, podemos agregar un litro de té de nuestro gusto al agua de la bañera. Los resultados están asegurados.