Ideas

Para Navidad, un balancín de madera

new wooden seesaw in park

Cuando en casa hay peques muy peques, fabricar sus juguetes ecológicos es algo que no van a olvidar nunca. En una época como la actual, donde por un lado todo se compra y por otro la crisis nos agobia, fabricar en casa objetos para los niños es un gesto de amor, a la vez que una forma de economizar y enseñar el valor de lo hecho por uno mismo. No todo se compra ni todo se vende.

Hacer un molde

Para hacer un balancín la tarea más complicada  y  veréis que no es mucho, es planificar. Debemos encontrar un dibujo que nos guste mucho. Luego podemos calcarlo (aumentando el tamaño, por supuesto) o dibujarlo a mano alzada, pero en un cartón y del tamaño que va a tener la pieza. Esto lo haremos con todas las partes de nuestro balancín, ya que vamos a usarlas de molde para cortar y por otra parte, para ver como lo vamos a ensamblar.

Cortar y armar

Os recomiendo hacerlo en DM, ya que es barato y nos permite usar un tablero bien grueso con poco dinero. Transferimos el diseño  de ambos caballitos, el asiento, los balancines en si mismos, etc. Solo nos resta cortar las piezas. Si no tenemos sierra caladora ya hemos visto como serrar con herramientas de mano, por lo que será algo simple.

 Hay que lijar muy bien para que no quede ni una sola astilla. Una vez lijado ya podemos pintar y una vez seco, montamos las piezas, fijando con tornillos. Cuidado que no quede ni uno solo que sobresalga y pueda lastimar.

 Ahora solo restan los detalles, como las riendas de cuerda, un sombrero o lo que se nos ocurra.