Ideas

Frutas de papel maché

Frutas de papel maché

Pues ya que hemos aprendido a hacer un conjunto de cuencos de papel maché, veamos ahora que colocar en ellos. Esto es solo una idea, pero en la encimera de la cocina (si no es demasiado pequeña) o sobre la mesa de comer, unas frutas (o porque no, se me ocurre ahora, verduras) quedan muy bien. Esta técnica, además de ser extremadamente simple es muy barata. Estas son las clásica manualidades con los hijos, ya que no tienen ni objetos cortantes ni se ensucia demasiado (no se si tanto, pero se limpia).

Manos a la obra

Vamos a seleccionar unas lindas frutas, las lavamos y secamos bien. Por otra parte, recortamos las tiras de papel periódico, con la mano. Eso es algo que los niños pueden hacer durante un buen rato. Tengamos en cuenta que se usa bastante. Colocamos el papel sobre la fruta y sobre el, el pegamento (cola vinílica disuelta con agua) que aplicaremos con pincel. Cubrimos toda la fruta y dejamos secar. Se repite el procedimiento unas cincos veces.

Deja secar, corta y pinta

Cuando ha secado completamente, el siguiente paso es cortar la fruta con un cutter en dos mitades, procediendo de esta forma a retirar la fruta del interior. Cada una de esas mitades será unida nuevamente pegando tiras de papel y pegamento, tratando que no quede demasiado elevado.

Una vez que ha secado vamos a lijar muy bien para alisar la superficie. Solo nos resta pintar. Podemos hacerlo del color natural de la fruta o no. Podemos usar tonos neón, lunares, lo que sea. Se me ocurre, si es una manzana, antes de colocarle papel y comenzar el trabajo, morderla. Puede quedar muy bien.