Reparaciones

Hacer agujeros en un falso techo sin romperlo

Lámparas en el falso techo

A través de estos sencillos pasos de bricolaje, y con las herramientas y la paciencia adecuadas, hacer agujeros en un falso techo sin romperlo ni dañarlo es posible sin la ayuda de un profesional. Adapta los pasos a tus necesidades, y podrás instalar sin problema una lámpara, halógeno o un altavoz en cualquier falso techo de tu hogar.

Los falsos techos son techos que se encuentran situado a cierta distancia del techo original. Se fabrican de materiales mucho más delicados que el techo original, ya que se emplea por lo general escayola o pladul en lugar de ladrillos.

A la hora de hacer la instalación de una nueva lámpara en el techo, o cualquier sistema electrónico, los falsos techos son muy útiles porque pueden albergar todo el cableado en su interior, quedando completamente cubiertos de la vista, y dando una mejor imagen. Sin embargo, son muy delicados de tratar, por lo que hay que manejarlos con sumo cuidado para no dañarlos mientras estamos trabajando sobre ellos.

Para hacer agujeros en un falso techo sin romperlo debemos tener en cuenta de qué tamaño será el agujero que necesitamos hacer para el alojamiento de la lámpara o el dispositivo electrónico que queremos instalar.

Hacemos la medida exacta del agujero que vamos a realizar, y la marcamos a lápiz sobre el falso techo para empezar a trabajar.

Para hacer los agujeros se pueden emplear diferentes herramientas:

- Sierra de calar con una hoja especial para cortar yeso

Sierra de corona adaptada al diámetro que queremos para el agujero

Taladro con broca especial para hacer agujeros de tamaños más grandes -con posibilidades más limitadas de tamaño-

Según el diámetro del agujero que necesitamos hacer, escogemos una u otra herramienta. La más fácil de manejar para agujeros más grandes es la sierra de calar, para la cual debemos marcar bien el lugar qué queremos cortar para no pasarnos con el tamaño.

Nos protegemos bien a la hora de trabajar con estas herramientas, sobre todo los ojos con unas gafas de protección, para evitar que nos caigan restos de yeso y nos hagan daño. Controlando la velocidad de la herramienta podremos controlar mejor el trabajo de corte que estamos haciendo, para que nos quede completamente perfecto y ajustado.

Una vez hecho el agujero, solo queda colocar la lámpara o el dispositivo electrónico en su lugar exacto, y disfrutar de la nueva decoración.