Ideas

Cómo hacer un cabecero tapizado para la cama

Cómo hacer un cabecero para la cama tapizado

Renovar el dormitorio cambiando el cabecero de la cama es posible con un trabajo mínimo que no requiere de conocimientos previos. Un dato clave: es muy pero muy barato. En este caso os explicare uno muy simple, que va colgado a la pared y sobresale de ambos lados de la cama, pero cada uno lo hará a su gusto.

Comprar la madera

Vamos a necesitar una tabla de madera aglomerada, que mida el ancho de la cama  más 60 cm de cada lado. Para una cama doble serían unos 2.7 metros aproximadamente. El espesor es de 1.5 cm y el alto es a elección, pero no me parece buena idea demasiado pequeño, un mínimo de 60 cm.

El primer paso es forrar la tabla con espuma. Para eso cortamos la espuma (se compra en el mismo sitio donde nos venden la tela de tapicería) unos 5 cm de más por cada lado, ya que debe envolver la tabla. Extendemos la espuma en el suelo, colocamos la tabla sobre ella y envolvemos. Solo nos resta colocar grapas cada 3 cm, sin ahorrar nada, tiene que quedar bien fijo.

Elegir la tela

Con la tela procedemos igual, salvo que sobre el suelo colocamos una sábana para que no se ensucie. La tela se corta 7 cm más que la tabla, ya que la espuma ocupa más lugar. Colocamos grapas para fijar bien la tela.

Lo último es colocarla sobre la pared, lo que haremos como un cuadro, con alcayatas. No es necesario usar muchas, con dos o cuatro alcanza.