Trucos

Hacer un protector para la caja de la luz

hacer un protector para la caja de luz

A la entrada de las viviendas encontramos la caja de la luz, que suele quedar bastante antiestético en algunas ocasiones, dañando incluso la decoración de nuestra casa. Una buena opción es taparla para que pase desapercibida

Tienes la posibilidad de comprar un protector, de manera que en poco tiempo consigas disimularla sin mucho esfuerzo. En nuestro caso tenemos intención de que seas tú mismo el encargado de realizar esta tapa con unas maderas. Con una tabla de puede hacer la forma del cajón. Es preciso coger las medias de largo y ancho de la caja. Con ellas podremos empezar a prepararlo, dejando unos diez centímetros de fondo.

Cortaremos las maderas con una sierra de calar y con unos tornillos o cola le daremos forma. En el caso de utilizar pegamento será necesario dejarlo secar. En la parte posterior de la tapa que estamos haciendo le colocaremos un par de ganchos, similares a los que se usan para colgar cuadros.

El siguiente paso nos llevará a realizar dos agujeros en la pared con el taladro, y que nos servirán para encajar los ganchos. En los orificios será preciso introducir dos tacos y dos alcayatas.

Para la parte frontal de la caja que estamos elaborando tenemos la posibilidad de decorarlo a nuestro gusto, ya sea poniendo un cuadro con las medidas del protector, comprar un espejo o simplemente pintarlo. No debemos de olvidarnos de colocar un par de bisagras en un lateral para poder abrir la caja cuando sea preciso.

En vez de utilizar madera también existe la posibilidad de emplear cartón piedra. El procedimiento es similar. Puede darse la circunstancia de que la caja de la luz no sobresalga en exceso, por lo que se podría disimular colocando un cuadro encima con un trozo de tablón que sea un poco más grande que la propia caja. No descartes tampoco la opción del papel vinilo o una foto.