Herramientas y Materiales

Ideas básicas para fabricar una cuna

Cot for baby boy

Cuando se acerca la llegada del nuevo bebé a la casa los preparativos se van volviendo frenéticos, sobretodo si el niño es el primer hijo. Es asombrosa la cantidad de cosas que necesita un bebé, pero si hay algo obvio y fundamental, es la cuna. Pues nada mejor que sea papá o porque no, mamá, quien lo fabrique. Claro que no es lo mismo que cualquier otro mueble, no se trata solo de que quede lindo y sea funcional, tiene que ser segura. Proteger al bebé en la cuna implica seguir determinadas normas.

La primera decisión es que madera usar

En general las opciones más comunes son haya o pino. Son maderas macizas de manejo bastante simple, siendo el pino algo más fácil de usar.

Una cuna tiene 5 piezas:

Cabeceros, laterales y sommier. La clave de la estabilidad es la correcta unión entre estas piezas de modo que sea un conjunto seguro. Para esto vamos a usar todos los tornillos y rilos empotrados que sean necesarios. El estilo de tornillo que se usa es el de cabeza plana. Cada uno de los barrotes que une a los largueros hay que fijarlos con la mayor firmeza posible. Recordar hacer las perforaciones, en este caso, profundas y en ángulo bien recto.

Un punto clave son las medidas

Una cuna promedio mide 120 cm  por 60 cm pero puede variar de acuerdo a nuestro gusto y necesidad. La medida más importante es la separación entre barrotes que no puede superar, de modo alguno, los 8 cm, de modo que no se pueda nunca pasar la cabeza. Cada uno de los barrotes debe tener un diámetro cercano a los 2 cm. Menos que eso es algo débil, salvo en una buena madera que puede ser de 1,5 cm.