Herramientas y MaterialesIdeas

Ideas con arena de colores

En un post anterior vimos una de las recetas para hacer arena de colores. En especial es mi preferida porque es simple, barata y permite jugar mucho con los colores, pero hay muchas más. Una de las más simples es usar sal de cocina en lugar de arena y colorearla con tiza de colores. Para eso solo tenemos que lijar la tiza y mezclar con la sal. Es simple y barata. Veamos ahora que hacer con este material.

Obviamente que el clásico es llenar frascos. Para eso hacemos un embudo con un papel y vertemos el primer color, en la cantidad que mejor nos parezca. Si queremos inclinamos un poco para que no quede tan rígido el diseño  y vertemos el segundo color. Con un pequeño mondadientes, por ejemplo, podemos hacer una cuña entre el primero y el segundo color, de modo que el que está más alto penetre un poco en el que está en el sector inferior. Lo importante es intentar cosas diferentes.

Algo que se usa mucho es rellenar un vaso de vidrio o frasco con estas arenas de colores, pero colocando en el centro una vela. Queda muy bien a la vista y es un fantástico centro de mesa para una cena con amigos. En ese caso, si usamos arenas de colores en composé o en contraste con la mantelería, el resultado final será impactante.

En el caso de usar la vela, muchas personas la colocan directamente, pero otras la colocan en otro vaso más pequeño, de modo de centrarla muy bien, y luego rellenan el vaso más grande con los colores elegidos.