Ideas

Ideas con pintura pizarra

Una de las cosas más interesantes del bricolaje, es buscar nuevos usos a los elementos tradicionales. La pintura pizarra se limitaba a la pizarra, valga la redundancia  y estaba muy bien. De hecho es una pintura que nos da muchas opciones en un dormitorio infantil. Una simple pizarra genera una zona de expresión artística del niño, algo que debemos siempre fomentar. En un post anterior hemos visto como prepararla en casa, con la opción de usar muchos más colores de los tradicionales.

Una simple madera pintada con esta pintura en la cocina, es un buen lugar para dejarnos mensajes entre los miembros de la familia, lo que es un uso tradicional. Veamos mejores opciones.

Para las tazas del desayuno, sin son de color blanco, las pintamos en parte de color negro con pizarra  y luego escribimos en nombre el dueño, un mensaje cariñoso, lo que se nos ocurra. Recordar siempre no pintar hasta la zona del borde superior, de modo de no tocar con los labios.

Otro uso que me encanta es pintar un frasco de vidrio, de esos que usamos en la cocina para almacenar azúcar, harina, etc. Lo único que debemos hacer es lavar muy bien el vidrio, pasarle una tela con alcohol y cuando ya esta seco comenzamos. Con cinta de enmascarar delimitamos la zona a pintar. Recordemos que lleva varias manos para que quede bien. Una vez que se ha secado retiramos la cinta. Puede ser que la centremos muy bien, o que nos parezca más divertido un diseño no tan formal.