Ideas

Ideas para crear el vestidor de tus sueños

Vestidor de mujer

Tener una habitación propia dónde poder colocar toda la ropa, zapatos, bolsos y complementos de forma visible es un sueño para muchos. Si tienes la oportunidad de destinar una habitación de tu casa expresamente para ello, toma nota de estas ideas para crear el vestidor de tus sueños.Un vestidor es ese lugar del hogar dónde tener bien colocada toda la ropa y complementos de moda, de forma que queden todas las prendas y complementos de la forma más visible, para poder disfrutar de toda tu ropa y no olvidarte de nada en el fondo de algún cajón.

Este lugar puede ser un auténtico templo de culto para toda mujer, pero también cada vez de más hombres que buscan un lugar práctico dónde poder vestirse cada día según la ocasión.

Puedes crearlo de la forma más sencilla, utilizando pocos materiales e invirtiendo muy poco dinero. Para que no se te olvide ningún detalle en tu vestidor, toma nota de estas ideas:

Tienes la opción de utilizar armarios y muebles cerrados, que tienen la gran ventaja de guardar la ropa frente al polvo. Por otro lado, puedes mejor utilizar baldas, armarios abiertos, percheros, y cualquier elemento que te permita colocar la ropa de la manera más visible. Esta última opción tiene la gran ventaja de que podrás ver en todo momento toda tu ropa, dando más posibilidades de crear nuevos looks, conjuntos diferentes, y de no olvidar ninguna prenda en el fondo del armario.

Coloca tus zapatos en baldas abiertas como si de una exposición se tratase. Te será mucho más fácil elegir los zapatos cada día en función de la ropa que hayas elegido, y será el colofón ideal para tu look. Al mismo tiempo, tus zapatos más bonitos servirán como motivos decorativos de tu vestidor.

En las baldas superiores haz lo mismo con tus bolsos, ordenándolos por colores, tipos, tamaños, o como tú prefieras, y en pequeñas perchas puedes colocar tus pañuelos, collares y bisutería, para poder jugar mucho mejor con las combinaciones cuando te apetezca probar distinto.

No te olvides de un buen espejo de cuerpo entero en tu vestidor, un sillón cómodo para poder ponerte los zapatos, un pequeño tocador para maquillarte y peinarte, y por supuesto, algún otro elemento decorativo como flores, velas, o un bonito cuadro, para lograr un ambiente mucho más relajado en tu zona de culto.

¡Tu tocador será de lo más personal y estupendo!