Ideas

Ideas para esmerilar

Hace muchos tiempo hemos visto algunas técnicas de esmerilado, la primera vez hace ya algunos años. En este tiempo se han ido lanzando al mercado cada vez más productos que hacen de esta tarea algo realmente simple y que solo requiere de un mínimo de práctica y mucha imaginación. Las opciones son tantas que seguro al menos una de ellas nos va a resultar útil para usar en casa o para hacer algo para regalar.

El primer lugar de trabajo con esmerilado, fuera de las superficies de práctica, serán los jarrones y floreros que tenemos en casa  y que no tienen ninguna gracia. Podemos intentar también con esos vasos que nos tiene algo aburrido, o hasta ese plato para servir las tartas. Es cosa de usar la imaginación, el aerosol de esmerilar y unas plantillas que nosotros mismos podemos hacer.

Las encimeras de vidrio de las mesas son un buen objetivo. Claro que no me encanta cuando se esmerila la totalidad, sino solo detalles. La gracia de una mesa de vidrio es la transparencia, por lo que no tiene sentido volverla pesada porque si.

Los espejos quedan muy bien con pequeños detalles esmerilados en sus bordes, siempre y cuando no exageremos.

Las puertas y ventanas de vidrio hasta pueden ser muy peligrosas sin son muy grandes y no tiene nada que indique que están cerradas. Quienes las tenemos damos fe de los accidentes que pueden ocurrir. Una simple línea, tal vez muy delgada y otras dos no tanto, nos permiten un pasaje de luz completo pero a su vez hacen visible la puerta o ventanal.