Ideas

Inmortaliza tu embarazo con una escultura

inmortaliza-tu-embarazo-con-una-escultura

Si te gusta hacer artesanías y estás embarazada, os contaré dos fórmulas muy sencillas para hacer esculturas de esos momentos inolvidables. Luego tú tienes que ver si la pintas, le escribes un poema, haces una serie con diferentes momentos de la gestación… todo queda librado a tu imaginación.

La primera fórmula es sumamente fácil de hacer, y muy barata. Sólo hay que tener un poquito de tiempo esperando a que seque el molde y nada más. Necesitarás aceite de bebé, yeso, y vendas de gasa. Es ideal hacerlo cuando la gestación está bien avanzada, pero lo puedes hacer desde cualquier momento, sobre todo si estas pensando en una serie. Puedes hacer una escultura sólo del abdomen o de todo el torso.

Con la piel bien limpia y seca, pones una cantidad de aceite de bebe, suficiente para que no se pegue el yeso y se pueda retirar con facilidad. Se generosa. Luego vas alternando una capa de yeso, venda y nuevamente yeso. Recuerda dejar bien libres los laterales para poder retirarla. Esperas a que esté bien seco y ya lo puedes retirar. Hay que ser prolija y tener paciencia, nada más.

Sólo resta darle terminación a los laterales, si no quedaron prolijos, recortando con tijera y usando una lija muy fina. Ya puedes pintarlo.

La otra opción es con papel maché. En un post anterior os he dado la fórmula. Se debe proceder de la siguiente forma: envuelves tu abdomen en papel film, para que no se pegue. Vas poniendo la preparación (que es papel recortado con agua y pegamento al agua) en un mínimo de tres capas, ideal cinco. Cuando seca, retiras. Lleva un tiempito, pero queda muy bien. Para las terminaciones y pintura sigues los mismos pasos que en el caso anterior.

Ambos métodos son inocuos para el embarazo, pero de todos modos consulta a tu médico antes de hacerlo.