Herramientas y Materiales

Instalación de un tendedero de cuerdas exterior

Tendedero exterior

Durante el verano, una excelente forma de ahorrar electricidad y espacio en el hogar es tender la ropa en un tendedero exterior, para que se seque de forma rápida gracias a las altas temperaturas de esta época del año. La instalación de un tendedero de cuerdas exterior en el balcón o en la terraza nos hará ganar mucho espacio, y nos permitirá un nuevo sistema para que nuestra ropa se seque al aire libre.

La instalación de este tipo de tendederos es muy sencilla, pero debe hacerse de la forma más correcta para evitar que se desmonte con el uso. Si la instalación de un tendedero de cuerdas exterior se hace de la forma más óptima, puede durarnos muchos años usándose de forma diaria.

En el mercado existen diferentes modelos para instalar en la pared, o sujetándolo en una baranda en la terraza. Para el modelo de sujeción en pared, será necesario taladrar sobre la pared en el sitio exacto dónde irá colocado, usando tornillos fuertes para evitar que se desmonte una vez instalado.

El sistema para ajustar en la baranda de la terraza quedará sujeto alrededor de ésta, gracias a las piezas especiales que trae, con capacidad para cualquier tipo de grosor de baranda. Se instalarán las piezas superior e inferior, unidas por los tornillos ajustables al grosor de la baranda. Una vez instalada, comprobaremos que no se muevan para poder continuar con la instalación.

Cuando tengamos las dos piezas de sujeción colocadas, atornillamos las poleas en el lugar exacto, y podremos proceder a colocar la cuerda para tender la ropa. Pasamos la cuerda por las poleas de ambas piezas de sujeción, tensamos, y hacemos un nudo doble para evitar que se deshaga.

De esta forma tan sencilla, podremos disponer de un práctico sistema dónde poder tender nuestra ropa al aire libre cuando haga buen tiempo.