Herramientas y Materiales

Instalar un soporte para el microondas

Os debo confesar que una tarea tan simple como esta, que se hace en un ratito y que nos cuesta muy pocos euros, la he venido postergando por mucho tiempo. En casa de herrero, cuchillo de palo decía mi abuela y tenía razón. Bueno, al fin lo he hecho y ese espacio ganado en la encimera la verdad es que hace una diferencia muy importante. Solo debemos comprar los soportes, que son muy baratos. La tarea es simple, manos a la obra.

Elegir el lugar adecuado

El paso 1 es ver donde colocarlo. No puede estar cerca de un equipo que emita mucho calor y tiene que tener un espacio posterior y superior suficiente como para que se ventile. Una vez definido ese lugar antes de empezar, verificar que no se trate de un muro por el que pase ni cañería ni de agua ni eléctrica. Por supuesto que tiene que tener cercanía con un enchufe.

El paso 2 es presentar los soportes y marcar el lugar exacto donde haremos los orificios.

El paso 3 es hacer el primer orificio, taladrando el azulejo como hemos visto hace poco la mejor forma de hacerlo. Volvemos a presentar y marcamos con un nivel. Con esta nueva corrección (que más bien verifica lo que ya hemos marcado) ya podemos perforar. Es clave que quede bien nivelado, ya que de otra forma se va a deteriorar el aparato.

El paso 4 es colocar los tacos, los soportes y atornillar.

De esta forma hemos ganado un poco de espacio en la mesada y nos queda mucho más prolijo.