Ideas

Instalar una cámara de videovigilancia

Security camera

Aunque sea en verano cuando se cometen más robos en las viviendas, no habría que descuidar la seguridad de nuestra casa durante el resto del año. Por eso deberías de contemplar la posibilidad de instalar una cámara de videovigilancia.

Resulta bastante complicado evitar los robos, pero siempre es conveniente poner los medios adecuados para que no suceda nada malo. Algunas urbanizaciones deciden contratar los servicios de una empresa de seguridad, pero en algunos casos no compensa porque puede resultar bastante caro. Por eso la alternativa que les queda es la colocación de las cámaras de seguridad.

En ocasiones la simple presencia de estas cámaras hará que los ladrones se piensen al menos un par de veces lo de entrar en nuestra casa. En el caso de que atrevan, deberían de saber que están siendo grabados y que las imágenes podrían resultar muy útiles a la policía para detenerlos.

Sólo será necesario colocar unas cuantas cámaras, que dependerán del espacio concreto que necesitemos proteger, y un grabador digital de disco duro. Hay la posibilidad de comprarlos por separado, pero puede que nos salga más rentable si adquirimos el kit en algún centro de bricolaje. Hay que decir que estos sistemas son bastante sencillos de colocar.

En cuanto a la instalación de las cámaras, optaremos por poner algunas a la vista para asustar a los cacos y otras más ocultas. Lo único que hay que hacer es unir los cables que vienen con la cámara con el grabador digital. Pasan bastante desapercibidas porque se suelen confundir con los de la luz o el teléfono. Al ser bastante fino los pondremos pegados al rodapié. Desde el móvil se puede controlar tu hogar.

Tendremos que taladrar la cámara en el techo o en la parte superior de la pared, mientras que el último paso será configurar el software del grabador digital. En este caso es mejor seguir las indicaciones del fabricante.