Ideas

La casa para Halloween

La casa para Halloween

Nada más divertido que una fiesta para los peques y Halloween es exactamente eso, una fiesta donde lo niños se ríen y mucho, de todo lo que da miedo. Ya hemos visto como hacer una tradicional calabaza, una tarea que se puede hacer con los niños mayores siempre y cuando estemos supervisando todo el tiempo, sobretodo porque se usan elementos cortantes. Pero la decoración no se limita a las calabazas y es mucho más lo que hay para hacer. Vemos como dejar la sala de casa hecha un lugar bien tétrico, sin gastar nada.

Vamos a necesitar unas ramas secas de árbol, lo que tiene la ventaja de que hay que salir a buscarlas por los jardines. Con unas pocas ramas ya es suficiente, pero depende del tamaño de nuestra sala.

Todo a nuestro alcance

Solo tenemos que quitarle el polvo a la rama seca  y con pintura negra en aerosol vamos a pintarla, valga la redundancia. Para eso vamos a usar tapabocas y gafas (como cada vez que se usa este tipo de pinturas) y lo haremos en el exterior de la casa. El papel periódico servirá como protección para no pintar todo el jardín. Usamos la pintura a 20 cm de la rama y aplicamos con seguridad de forma pareja. Dejamos secar.

Decoración de terror

Por otra parte, con cartulina negra o que hemos pintado, vamos a hacer murciélagos y si queremos, algunas arañas.

Con el hilo transparente que se usa para pescar vamos a colgar los murciélagos y las arañas de la rama  y con el mismo tipo de hilo, la rama de una ventana o del techo. Os aseguro que queda espectacular y los niños se van a reír mucho.