Ideas

La elevación es una cuestión de profesionales

escaleras

En cualquier obra de envergadura se necesita solucionar cuestiones de elevación de material y equipos técnicos que en el caso de las de grandes dimensiones, se requieren elevadores  potentes que faciliten dicha función.

Pero cuando hablamos de pequeñas obras donde las necesidades de elevación no son muy altas, esto se puede solucionar con escaleras portátiles profesionales o andamios de aluminio.

En este sentido, para los profesionales de la agricultura, la construcción, la ferretería, pintura o incluso las grandes cadenas minoristas, se suelen recomendar disponer de escaleras diseñadas para diversas  tareas y que tengan una altura máxima de 3,90 metros. Ideal si es una escalera de tijera de forma convergente con barra trasera de soporte.

Lo ideal es que estas escaleras estén fabricadas en aluminio para que sea de gran resistencia con peldaños estriados antideslizantes soldados a los montantes, dando lugar a que sea una estructura muy sólida y resistente. Idealmente deben tener una capacidad mínima de 150 kilos.

Por otra parte, si se realizan obras en mayor altura que las de las escaleras y durante periodos de mayor duración, también se pueden recomendar disponer de andamios de aluminio plegables con base automática que puedan alcanzar una altura máxima de 7,10 metros.

Los andamios son ideales para labores de pintura y mantenimiento. Existen en el mercado modelos que con un simple movimiento se pueden abrir y colocar en posición de trabajo fácilmente. Suelen ser equipos que tienen pocos  componentes que lo hacen ligeros y poco voluminoso para transportar y fácil de montar en pocos minutos y sin necesidad de herramientas.