Trucos

La higiene de las almohadas

Tal vez no prestamos suficiente atención a la higiene de las almohadas. La mayoría piensa que con el cambio de fundas esta todo hecho  y a los sumo uno o dos lavados por año. No digo que todos lo hagan así, pero una buena cantidad lo hacen. Además la renovación de las almohadas no se da con la frecuencia que debería.

Parte de la rutina obvia es sacudirlas cada día, con mucha energía, para evitar que junten polvo. Pasarle la aspiradora fuerte cada vez que hacemos el cambio de fundas, también es necesario.

En lo personal recomiendo el lavado de las mismas una vez al mes, aunque cada dos meses puede ser suficiente. El problema es que juntan ácaros en su interior  y prefiero hacerlo con esa frecuencia.

Una almohada dura a lo sumo, dos años. No son tan caras  y podemos evitarnos muchas alergias y molestias inexplicables, solo con seguir estos consejos.

  • http://twitter.com/AbsolutebedsCom Absolute Beds

    Sin duda la higiene de las almohadas es algo elemental para nuestra salud, y quizá no es algo que tengamos muy en cuenta. A veces nos preocupamos tanto por nuestros colchones que dejamos de lado los artículos complementarios en nuestro descanso. A la hora de comprar una almohada un consejo útil a tener en cuenta es asegurarse que ésta tenga realizado el tratamiento antiácaros, además de probarla y asegurarnos que nos está siendo cómoda en la posición en la que dormimos.