Ideas

La iluminación más adecuada para la cocina

iluminación de la cocina

A la hora de iluminar las habitaciones de una casa hay que prestarle una especial atención a la cocina. Hay que buscar la iluminación más adecuada, ya que no todas las lámparas son válidas.

Para dotar a esta estancia de luz hay que tener en cuenta varios factores. En primer lugar el tamaño. De esta manera sabremos qué tipo de focos son los más adecuados y cuántos serán necesarios. Por lo general, si se supera los 10 metros cuadrados habría que colocar dos focos de intensidad media.

También se ha de tener en cuenta el tipo de muebles que hay y el estilo que tienen, ya que no es lo mismo que cuenten con un corte clásico que moderno. Hay que estudiar con detenimiento el lugar más adecuado para instalar los focos de luz. Una lámpara colocada en un punto inadecuado puede generar sombras y no cumplir su función. Lo más normal es apostar por lámparas de bajo consumo, con una potencia media de 26W.

Además de la lámpara central en el techo se aconseja colocar más luces en algún mueble alto y en la zona de la vitrocerámica. De esta manera no estará concentrada toda la iluminación en un solo punto. Es preciso que además le concedamos mucha importancia a la luz natural que entra a través de las ventanas o terraza. No debemos de usar cortinas que impidan su paso. A la hora de comprar una cocina y evitar sorpresas deberías de tener en cuenta unos aspectos.

Tenemos distintas opciones para iluminar nuestra cocina. Los fluorescentes son muy comunes. Resultan muy útiles en cocinas pequeñas donde solo se precise de una luz en el centro. Es ideal para cualquier modelo de cocina y además no consume mucho. Otra posibilidad son los down-light, que son focos que se empotran en en el techo y que resultan interesantes para techos no muy altos. Las regletas de focos combinan muy bien con cualquiera de las opciones anteriores. Suelen ir debajo o dentro de los muebles.