Trucos

La limpieza de los radiadores

La limpieza de los radiadores

Nos referimos solamente a la limpieza exterior de los radiadores y no al mantenimiento interno de los mismo, porque ese es otro tema. Por la forma que tienen, su limpieza es relativamente compleja, sobretodo el sector posterior. Justamente por esas dificultades es que no tenemos que permitir que se acumule suciedad en ellos, por lo que la frecuencia de limpieza tiene que ser semanal.

Obviamente al retirar el polvo de los radiadores se hace a diario, pasando la aspiradora en lo posible por la parte posterior, o con la gamuza atrapa polvo que usamos en el resto del ambiente.

Una vez a la semana  y obviamente que con el equipo apagado, lo limpiamos con una tela mojada en agua jabonosa. En los sectores que se hubiera juntado suciedad nos podemos ayudar con un cepillo de dientes, de esos que hemos dechado para el uso normal  y reservado para limpieza del hogar.