Ideas

Láminas para ventanas sin cortinas

Depositphotos_2978672_original

Las ventanas dejan pasar la luz, pero también nos quitan intimidad, sobre todo en las zonas urbanas. En el mercado podemos encontrar soluciones a muy buen precio para permitir que entre luz al tiempo que mantenemos nuestra intimidad.

Láminas para ventanas

Se trata de una solución perfecta para preservar la intimidad, sobre todo de noche cuando encendemos las luces.  Las láminas se pegan en las ventanas y nos ayudan a filtrar la luz y a crear intimidad. Están disponibles en tiendas especializadas y podemos elegir entre una gran variedad de diseños. Es un sistema que se adhiere a las ventanas sin necesidad de adhesivos, ya que se pegan mediante electricidad estática.  

Ventajas

Su gran ventaja es que puede quitar y poner muchas veces sin pérdidas de adherencia. Es un sistema perfecto a la hora de la limpieza porque se quitan y luego se pueden volver a colocar en las ventanas fácilmente.

Los dibujos pueden tapar algunas partes del cristal o la totalidad del mismo. Debemos adquirir láminas de calidad para que sea posible limpiarlas con agua o con productos limpiacristales sin que se despeguen. En el mercado también existen modelos con protección solar.

Colocación

A la hora de pegarlos lo primero es limpiar muy bien las ventanas con un paño y pulverizar después bastante agua sobre los cristales.  A continuación tenemos que separar la lámina protectora transparente de la otra lámina y colocarla sobre el cristal mojado de la ventana, moviéndola y ajustándola fácilmente, ya que la película creada por el agua sobre el cristal nos ayuda a desplazarla.

Cuando ya la tengamos colocada, cogemos una espátula y eliminamos el agua y las burbujas de aire que hayan podido quedar. Finalmente cortamos la lámina sobrante con la ayuda de un cúter, aunque también podemos medir el ancho del cristal y cortarla antes de ponerla.