Trucos

Limpiando superficies de acero

En un post anterior vimos como limpiar electrodomésticos de acero inoxidable. Por supuesto que eso aplica también para las superficies de ese material, pero éstas tienen problemas propios que veremos como solucionar. Uno de esos problemas son los rayones, tan comunes y que tanto afean el acero. No hay problema, se soluciona muy simplemente.

Lo que tenemos que hacer es preparar una pasta con ceniza y aceite de oliva. La ceniza puede ser de cigarrillo, pero si no tenemos (por suerte no fumo), basta con quemar un trozo de papel, por supuesto con las precauciones del caso.

Mezclamos ambos elementos hasta que la pasta queda homogénea y aplicamos sobre la superficie que tiene el problema. Dejamos actuar por al menos 15 minutos, retiramos con un algodón y ya podemos lavar normalmente.

Cuando se limpia acero hay que tener claro no usar materiales abrasivos y también asegurar retirar todo el resto de detergente que pueda quedar. Por ese motivo es muy importante pasar al final un paño seco que no suelte pelusa para retirar cualquier resto, ya que de otra forma se pierde el brillo.

En el mercado nos venden varios productos para acentuar el brillo. En general son caros y muchas veces los remedios caseros son mejores. Justamente para recuperar el brillo un paño con aceite de oliva asegura resultados.

Otro truco no tan conocido, pero igual o más de eficiente: una vez que el acero esta limpio y seco, pasamos un paño apenas mojado en ginebra. Probad y veréis los resultados inmediatos.

  • Soledad

    Lo de la Ginebra me han comentado que lo hacen en los bares, yo lo he probado y funciona.