Trucos

Cómo limpiar bien las copas

Las copas, como cualquier elemento que tenemos en casa, tienen que ser bien mantenidas para aumentar su duración y para disfrutarlas en las mejores condiciones. Ni hablar que la higiene es una cuestión obvia de salud. El caso es que no todo el mundo sabe lavar bien las copas de modo que queden impecables, evitando que se nos quiebre alguna. Hay que tener en cuenta que las buenas no son tan baratas, por lo que el cuidado tiene que ser máximo.

Antiguamente las copas eran tan pero tan caras, que se usaba una sola para toda la familia, si es que podían tener una copa. Eran metálicas, grandes y pesadas. Veamos cómo hacerlo con las más normales de hoy día.

En primer lugar debemos colocar un paño de cocina limpio en la base de la pila de lavar los platos. Esto hará que no se deslicen las copas y se golpeen entre sí. Llenamos luego con agua tibia, un poco de detergente del que usamos siempre  y un chorrito de vinagre. El vinagre servirá para atacar cualquier resto de material graso en las mismas y para dar más brillo.

Delicadamente colocamos las copas en el fondo, con buena distancia entre sí y dejamos un rato que actúe nuestra mezcla. Repasamos una a una con una esponja muy suave o una tela, pero siempre con delicadeza. Aclaramos bien y colocamos sobre una tela limpia, boca abajo hasta que se sequen. Cuando se almacenan se hace en posición normal, solo boca abajo mientras se escurre y seca.