Herramientas y Materiales

Limpieza a fondo de las alfombras de casa

Limpieza de alfombras

Las alfombras son un complemento del hogar al que cada vez damos más uso en muchas de las habitaciones. Con la limpieza primaveral que hacemos en casa, no debemos olvidarnos de limpiar a fondo también nuestras alfombras, ya que así lograremos que se mantengan como nuevas durante más tiempo, y nuestra casa se verá más limpia.

A la hora de limpiar la casa, no debemos olvidarnos de las alfombras. En ellas se puede acumular una gran cantidad de polvo y suciedad que si no lo eliminamos periódicamente, puede hacer que nuestras alfombras se estropeen. Una limpieza al año es más que suficiente para lograr que las alfombras se vean mucho más limpias y nuevas, y podamos seguir disfrutándolas por más tiempo.

Para hacer una limpieza a fondo de las alfombras, no sólo basta con pasar la aspiradora como hacemos habitualmente. La limpieza a fondo debe hacerse de manera profesional:

En primer lugar, debemos pasar la aspiradora por nuestras alfombras para eliminar toda la suciedad superficial. De esta forma, quitamos todo el polvo y los pelos acumulados superficialmente.

Para las zonas que estén más sucias, tratamos con un limpiador especial para alfombras, que se presenta en el mercado a modo de spray. Aplicamos en la zona a limpiar, y limpiamos con un paño o esponja hasta eliminar la mancha.

A continuación, empleamos un equipo de vapor para limpieza a fondo. Puedes contratar a un profesional que realice la limpieza en casa si crees que es necesario, pero también puede hacerse sin ninguna necesidad de ayuda. Para la limpieza siempre es mejor los equipos de vapor, ya que los equipos que incorporan champú para el lavado hace que nuestras alfombras queden más húmedas y tarden más en secarse.

Realiza la limpieza por toda la superficie de las alfombras, sin dejarte ningún hueco. Una vez que hayas terminado, deja secar la humedad que haya quedado.

En último lugar, vuelve a pasar la aspiradora para eliminar los restos que han podido caer justo después de la limpieza. Así podrás asegurarte de que tus alfombras quedan totalmente limpias años tras años.