Ideas

Limpieza de un sofá de piel

leather sofa

Los sofás y sillones de cuero son muy decorativos y dan un aspecto muy acogedor, pero cuando se manchan tenemos que limpiarlos correctamente para no estropearlos. Hoy os mostramos cómo limpiarlos de forma efectiva.

El cuero y la piel son muy delicados, por lo que en tiendas especializadas podemos encontrar productos específicos para ellos, sobre todo aerosoles y espumas. De todas formas podemos utilizar otros productos que tengamos en casa. En todo caso lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante para evitar posibles daños.

Limpieza del sofá

En general se recomienda limpiar el sofá con un paño ligeramente humedecido, dejándolo secar. Después podemos aplicar un poco de crema hidratante de manos para que se mantenga suave. Si queremos que la piel brille podemos utilizar un paño de lana cuando el sofá ya esté limpio y seco.

Es posible utilizar un borrador mágico para las manchas, así como agua con un poco de jabón neutro y suave que aplicaremos con un paño.

Un trapo humedecido en cerveza puede ayudarnos a quitar las manchas de la piel y a conservarlo. También podemos aplicar leche con la ayuda de un trapo seco para eliminar las manchas.

Otra opción es mezclar agua, linaza y vinagre, siempre un máximo de dos minutos, ya que el vinagre si está más tiempo en contacto con la piel puede estropearla, por lo que tenemos que tener mucha precaución.

Debemos evitar los productos químicos, las toallitas de bebé, las toallitas desmaquillantes, la lejía, etc.

Consejos

Para conservar la piel de nuestros sofás y sillones debemos evitar la exposición al sol por sus efectos dañinos en este tipo de muebles. Es importante que no utilicemos objetos cortantes o punzantes para evitar cortes y arañazos. En cuanto a los animales, como perros y gatos, estos pueden arañar los sofás y sillones.