Ideas

Los colores para los muebles del desayuno

Los colores para los muebles del desayunador

Ese pequeño espacio anexo a la cocina, que hoy día no todos los pisos tienen y que se usa para las comidas ligeras, se lo conoce como office o breakfast, pero prefiero decirlo en español, por lo que para mi es el desayunador. Tal vez para muchos no sea un espacio con mucho sentido, pero en lo personal me parece un rincón especial. Ese momento de la mañana donde la familia se prepara para sus tareas, donde se tiene clara la importancia de elegir un buen desayuno y comenzar el día todos juntos, es para mi, clave. La decoración de ese espacio es por eso tan importante.

Preparar la superficie

Como es un lugar pequeño, los muebles no deben ser ni muy grandes ni visualmente pesados. Para eso, os propongo el color blanco, pero luego una pátina para dar un acabado más  entretenido. El resultado es genial.

Elegir la técnica

Solo debemos preparar las superficies, lijando muy bien y quitando el polvo. Damos dos manos de pintura acrílica blanca, dejando secar muy bien entre ambas manos. En lo personal prefiero un blanco roto, para que no de un aspecto tan de hospital. Que sea blanco, pero cálido. Una vez seca la pintura daremos la pátina que puede ser con Betún de Judea para envejecer, o simplemente con un color suave, aplicado con trapo o esponja. En este caso lo ideal es combinarlo con los colores de los textiles del lugar, o sea, con cortinas, cojines o incluso con la mantelería. Ese pequeño detalles será el que le de uniformidad y criterio.