IdeasTrucos

Los tabiques en espacios pequeños

Los tabiques en espacios pequeños

Cuando tenemos que resolver un espacio pequeño, siempre respetamos algunas reglas que son bastante fijas. Aprovechar la luz natural, evitar todo objeto innecesario (decoración minimalista), todo lo que puede ser multifunción es bienvenido (ya sea el sofá cama o una mesa), los colores claros son casi una obligación… y algunos pocos más son los consejos clásicos. Uno de esos y lo separo, es el que no se deben usar tabiques jamás. Pues no es así  y veamos como podemos resolverlo.

La necesidad de solución es lo primero que quiero dejar claro. En un piso muy pequeño, la falta de intimidad es uno de los problemas mayores. Si podemos colocar un tabique que separe el dormitorio, solucionamos ese aspecto.

Una de las opciones más interesantes es colocar un tabique que sea parcial. Parte de una pared, no necesita una puerta ya que queda un buen espacio hasta la siguiente pared  y no llega al techo, De este modo pasa bastante luz  y da un aislamiento visual.

Otra opción es un tabique traslucido, con los bloques de cristal. Puede no llegar al techo, como el caso anterior. El problema es que es un poco caro.

Si lo que queremos es separar pero que  pase luz, podemos usar puertas con vidrio, corredizas si es el caso, de modo que la separación es completa. Si queremos que pase la luz pero que no se pueda ver, simplemente se puede opacar el vidrio sin problemas, o colocar una cortina muy suave, de material muy liviano, color blanco, que podamos abrir o cerrar según el caso.