Trucos

Mantener los drenajes limpios

Unclogging

La mejor solución para cualquier problema, es la prevención. Y si ya ha ocurrido, lo mejor es el tratamiento precoz. Y si no hemos ni mantenido ni hecho tratamiento precoz, seguro nos encontraremos con un problema mucho mayor, con soluciones mucho más caras y trabajosas. El tema es saber como no llegar a esto. Cuando se trata de nuestro hogar, esto es sumamente importante. Veamos como evitar los tan frecuentes atascos en los drenajes, especialmente de la cocina.

Cuidar lo que se elimina

El primer paso para la prevención es que llegue el mínimo de grasa a la cañería. Por ese motivo, debemos retirar todos los restos de grasa físicamente, limpiando vajillas y cubiertos previamente a lavarlos con una tolla de papel. Se trata solo se retirar restos, nada más que eso.

Métodos que funcionan

Mensualmente vamos a verter media taza de bicarbonato de sodio en el drenaje, e inmediatamente después un litro y medio de agua hirviendo. Esto es ideal hacerlo de noche cuando no se va a volver a usar, de modo que puede actuar el bicarbonato disolviendo los pequeños atascos.

Si no hemos hecho mantenimiento y ya nos encontramos con el drenaje atascado, hay solución. Si se ha acumulado agua, con un recipiente la retiramos. En el drenaje vertemos una taza de bicarbonato de sodio y dos litros de agua hirviendo. Si no se desatasca, vertemos dos litros más de agua hirviendo. Dejamos unos minutos, abrimos el grifo de agua fría y dejamos correr agua por dos o tres minutos más.

Algunas personas luego de la primera taza de bicarbonato de sodio usan una taza de vinagre y dejan actuar media hora antes de verter el agua hirviendo.