Herramientas y MaterialesRestaurar

Mantenimiento de enrejados exteriores

mantenimiento-de-enrejados-exteriores

Las rejas exteriores de la vivienda, ya sea en balcones, ventanas, etc; son especialmente visibles, por lo que su aspecto debe ser impecable siempre. Es la primer impresión que se tiene de nuestro hogar, y un aspecto descuidado no es lo mejor. Además de estas consideraciones estéticas, un mantenimiento correcto aumenta sensiblemente la vida útil del enrejado.

Existen formas de verificar si un buen aspecto se corresponde con un buen estado de la reja. Hay ocasiones en que en apariencia está bien, pero el proceso corrosivo está en marcha. En las zonas que reciben más castigo del clima, o donde el agua del riego pega con fuerza podemos hacer una prueba. Con un cutter dibujamos un pequeño triangulo en la pintura. En ese sector pegamos un papel o cinta adherente. Tiramos con fuerza, si la pintura permanece unida, está bien. De lo contrario es el momento de trabajar.

Lo primero es retirar la pintura anterior. Podemos hacerlo a mano con la lija adecuada, cosa que lleva bastante trabajo, o colocando el disco de lijar en el taladro. Eso nos ahorra tiempo y esfuerzo. Debemos usar protección para la vista y la respiración. El trabajo se debe hacer de modo meticuloso, retirando toda la pintura anterior y teniendo mucho cuidado en ser prolijos en las zonas con corrosión. Una vez finalizado lavamos muy bien y dejamos secar.

Ya podemos aplicar el fondo adecuado para metal a la intemperie. En el mercado hay gran cantidad de productos diseñados a este fin. Una vez seco ya podemos pintar.