Ideas

Mantenimiento de la ropa de cama

Mantenimiento de la ropa de cama

Si pensamos que pasamos en la cama casi la tercera parte de nuestra vida (conozco varios que muchos más que la tercera parte), veremos la importancia de que ese sitio sea limpio y seguro. Todos tenemos claro que en colchones y almohadas proliferan los ácaros, algo de lo que debemos protegernos aspirando con mucha frecuencia y colocando fundas en almohadas y colchones. Si hablamos de niños pequeños estos cuidados deben ser mucho más marcados. Todos tenemos claro que los cuidados higiénicos en el entorno del bebé son muy importantes, mucho más en su cama donde pasan buena parte del tiempo.

El primer paso

Lo fundamental es leer bien las etiquetas de las sábanas que compramos. De esta forma sabremos mejor detalles de su lavado. Sin embargo hay varios factores en común en casi todas las sábanas. Es ideal lavarlas una vez a la semana en invierno y dos veces en verano, pero teniendo claro que siempre hay que lavarlas antes del primer uso. Las fundas de las almohadas se lavan siempre dos veces a la semana. Agregar una taza de bicarbonato en el lavado es muy importante para una buena conservación. Si es posible, es preferible que se sequen al aire libre  y si el color lo permite, al sol.

En cuanto al colchón se aspira muy seguido y se debe dar vuelta con frecuencia. El forro del colchón asi como los de las almohadas se lavan en el lavarropas al menos una vez al mes. En lo personal prefiero hacerlo cada 15 días.