Herramientas y MaterialesTrucos

Mantenimiento de toldos de lona

Mantenimiento de toldos de lona

Los toldos son nuestros mejores amigos en verano. Son quienes nos permiten pasar el rato fuera de casa, sin morirnos de calor, por lo que se aprovecha mucho mejor todos los espacios exteriores. Hay toldos de diversos materiales, pero los de lona con los más comunes y tienen un mantenimiento relativamente simple, que si seguimos con cuidado hará que el toldo dure muchos años. Veamos cuales son las principales ideas a tener en cuenta-

Si hay algo especialmente malo para un toldo de lona es la lluvia. Cuando comienza a caer el agua, hay que recoger el toldo, de modo de no forzarlo a soportar ese peso. Una vez que ha terminado de llover, lo desplegamos para que seque toda la humedad que le pueda haber quedado, ya que de otro modo crecerá moho y no se podrá quitar luego.

En invierno es probable que no lo usemos casi nada, pero igualmente cada tanto hay que desplegarlo para hacer una mínima limpieza. Si lo dejamos durante meses puede ser que nos encontremos con sorpresas nada agradables.

Para limpiarlo hay muchas formas. Lo más simple es comenzar aspirando, pero como no siempre es posible, la otra opción es golpearlo bien desde abajo. En caso de haber manchas se pueden limpiar con agua jabonosa. Si las manchas fueran muy fuertes, se puede agregar un poco de amoníaco a la mezcla. En ambos casos es clave usar un cepillo bien firme, con las cerdas lo más duras posibles. Lo más importante es aclarar muy bien y siempre dejar que se seque completamente antes de plegar.