Trucos

Mantenimiento de una alfombra de piel natural

Mantenimiento de una alfombra de piel natural

No hay duda alguna que si queremos crear una decoración acogedora, uno de los primeros planteos que nos vamos a hacer es si podríamos conseguir una bonita alfombra de piel natural. Pocas cosas generan en si mimas un clima tan cálido. El problema es que tiene que ser mantenida correctamente  y debe ser elegida para un piso o casa en particular.

No van en el comedor

Con esto me refiero a que si en esa casa hay trillizos de 9 meses, la casa es pequeña y la alfombra está en el centro del salón, seguro que los niños la  van a disfrutar, pero no sobrevive mucho tiempo. Una alfombra con mucho pelo, sobretodo si es muy largo, no funciona con niños y mascotas. Otro punto a tener en cuenta es el lugar. No debería colocarse una alfombra de este tipo debajo de la mesa de comer. Salvo que sean las personas más prolijas del planeta, siempre algo cae el suelo y es una verdadera pena arruinarla así.

La base del mantenimiento es evitar que se junte polvo

Cada pocos días debe ser correctamente sacudida y minuciosamente aspirada. Si algo le produce una mancha, la tratamos en el momento, para eso vamos a usar un paño limpio apenas húmedo el cual hemos embebido en jabón neutro. Nos limitamos a la zona de la mancha, sin extenderla. Luego la dejamos secar con el pelo hacia abajo y nunca al sol.

Si la vamos a guardar por el verano o por un traslado, cuidado con envolverla en plástico. En ese caso, solo por un par de días, ya que luego se puede dañar seriamente.