Herramientas y Materiales

Marcos texturados

En decoración hay dos herramientas que nos permiten lograr muchos efectos: color y textura. Si aprendemos a usarlas bien, algo que solo se logra con mucha experiencia, las posibilidades son infinitas. Como iremos viendo, utilizar estas herramientas nos van a servir tanto para una decoración definitiva (o muy prolongada, que definitivo no hay nada en esta vida) como para una decoración efímera, como se llama ahora a esos arreglos o decoraciones transitorios y efectistas. Lo que veremos hoy sirve tanto para un marco como para hacer una guarda a una bandeja, el borde de la mesita de café, etc. Como os digo siempre, os muestro la técnica pero luego la creatividad va por cuenta de cada uno.

Material necesario

La superficie que vamos a trabajar tiene que estar limpia y pintada, sea el marco o la mesita, o lo que sea. Sobre ella vamos a hacer una aplicación muy original. Vamos a preparar yeso o enduído (lo conseguimos en ferreterías) y cuando lo tenemos pronto lo vamos a colocar en una manga de repostería, de esas que se usan para decorar tartas. Si somos muy hábiles también podemos colocarlo en una bolsa de plástico y hacer un pequeño orificio.

Terminación con pintura

El punto es ir formando con ese yeso la figura que más nos guste. Dejamos secar un poco y ya podemos pintar con pintura acrílica, con mucha suavidad. Una vez que está completamente seca le aplicamos una pátina, en este caso me parece ideal con betún de Judea (sobretodo si hemos pintado de blanco) de modo que el volumen que hemos creado sea bien evidente. Solo nos resta dar una mano de barniz y queda terminado.