Ideas

Más lugares para sentarse si llegan visitas inesperadas

Los pisos de hoy día son cada vez más pequeños y el espacio en el salón para recibir visitas suele ser pequeño. Si en casa no somos muchos pero nos gusta recibir visitas, es razonable tener como resolver lugares para sentar con comodidad las visitas, sin llenar el salón de muebles, un verdadero dilema para los que realizan cursos de decoración. Tenemos que pensar en asientos que se puedan almacenar en forma fácil y simple. Vemos algunas ideas.

Algo muy barato que se puede hacer es comprar sillas plegables. Hay de muchos tipos y materiales, en lo personal me gustan mucho más las de madera que las de plástico, pero todas son una excelente solución. La ventaja de las que son de madera es que podemos jugar un poco más con los colores, de modo que sean además de funcionales, decorativas. No ocupan casi nada de espacio cuando están plegadas  y la otra ventaja importante es el precio: en Ikea las tienen a 6.99 euros cada una.

Los puf plegables no me gustan tanto, pero reconozco que son muy útiles. Se pueden almacenar plegados o ya armados y usar su interior para almacenar objetos. También hay puf que tienen en su interior otro puf, lo que es una ventaja. Los que son hinchables son una excelente idea. También se pueden conseguir una especie de sofás hinchables, que son la funda adecuada, pueden pasar hasta por un mueble mucho más tradicional y quedar un aire de improvisación que daría de otra forma.

Las mesas auxiliares que se usan como asientos son otra opción, pero hay que ver que no todas soportan el peso de una persona.