Trucos

Mas pátinas para continuar renovando

patina

Una buena pintura ayuda notablemente la conservación de la madera, y por otra parte, nos permite renovar la apariencia de cualquier objeto. Antes de empezar un proyecto de decoración o de re decoración, es importante hacer un plan global del ambiente. Intentemos visualizar como quedaría tal o cual cosa, y busquemos armonía y al mismo tiempo contrastes. Las pátinas nos permiten jugar con estos contrastes y armonías, si sabemos buscar buenas combinaciones de colores o repeticiones.

En un post anterior habíamos visto cómo hacer algunas pátinas con cera, pero las posibilidades son muchas más. Veremos aquí algunas técnicas con pintura.

Una posibilidad es dar un color, pero permitiendo que la veta se siga viendo. Esto da un efecto sumamente interesante. El primer paso es la preparación de la superficie, debes lijarla prolijamente, de acuerdo a las condiciones anteriores de la madera, de modo que retiramos cualquier vestigio de pintura anterior. No olvidar al lijar, el seguir la veta. Una vez que desnudamos perfectamente la superficie, hay que retirar cualquier resto de polvo que quede del lijado. Para eso pasamos un trapo ligeramente mojado con detergente y dejamos secar, como mínimo 24 horas.

Ya podemos empezar a pintar, cargando el pincel y escurriéndolo debidamente. Siempre siguiendo la línea de la veta, aplicamos la pintura en una sola pasada, en todo el largo, de modo de no hacer retomas de la pintura. Mas claramente: no levantamos el pincel. Pasmos en un sector, y luego, con un trapo de algodón limpio y seco, retiramos la pintura. Repetimos la operación en todo el mueble, pintando y sacando la pintura con el trapo. Hay que tener cuidado de retirar la pintura también en una sola pasada, tal cual aplicamos con el pincel.

No es tan difícil como parece, queda muy bien, pero como siempre aconsejo, practicar antes en una superficie de prueba, lo más similar posible al mueble que trabajaremos.