Trucos

Más trucos de limpieza casera

12 OTIxMDExNzEwMS5qcGc=

Cada vez tengo más claro que en mi familia los trucos de limpieza son una tradición. Muchos de ellos los conozco desde hace muchos años y los aplico en el día a día. Sin embargo, cada tanto alguna tía o una prima me da uno nuevo, que en teoría era un truco infalible de la bisabuela. Algunos es claro que no es posible que sea cierto, por muchos motivos, pero si bien no tienen tanta historia son igualmente efectivos y eficientes.

Veamos algunos de esos trucos de limpieza,  simples que nos mejoran el día a día

Para quitar el polvo de los muebles de madera, llegando justo a esos sectores tan complicados, nada mejor que un viejo calcetín bien limpio. Solo debemos colocarlo en nuestra mano a modo de guante  y ya podemos quitar el polvo cuidando cada uno de los detalles. También sirve para sacar brillo a la cera de los muebles.

Las odiosas manchas de vino tinto en el antiguo y blanco mantel, se pueden quitar en el momento de producirse, con agua hirviendo. Os aviso que no lo he hecho nunca pero dicen que es muy bueno.

Una de las pesadillas de las madres es cuando el niño orina el colchón

El punto es evitar que quede olor, lo que obligaría a reponerlo. Para eso, primero hay que secarlo muy bien usando una toalla limpia, intentando retirar la mayor cantidad de líquido posible. Luego humedecemos una toalla con bicarbonato con un poco de agua y limpiamos con eso, apoyando sobre el lugar del problema. En el mismo momento secamos con toalla limpia y seca. El paso final para este truco de limpieza, es esparcir en la zona harina de maíz y dejar algunas horas. Luego pasamos la aspiradora. Todo esto es evitable, por supuesto, usando un buen protector del colchón, algo muy recomendable cuando se trata de niños pequeños. La enuresis infantil es altamente frecuente, por lo que debemos tenerla en cuenta cuando armamos el dormitorio de un niño.