Trucos

Mosaicos con vinilos

Mosaicos con vinilos

Si hablamos de mosaicos pierdo toda objetividad, ya que es algo que no solo me gusta, me caracteriza. Si tengo que hacer un trabajo de decoración, hago lo posible para encontrar un motivo para usar un mosaico, por más pequeño que sea. Como os he dicho algunas veces, hay técnicas que son adictivas  y queremos todo con esa técnica. Muchas veces al entrar a una casa podemos detectar rápidamente esa pasión de los dueños, con temas o técnicas que se repiten todo el tiempo.

Renovar la cocina

Claro que si estamos en un piso alquilado o tenemos un presupuesto bajo o ambas cosas, podemos darnos el gusto de un mosaico de todas formas. La cocina puede ser otra con muy poca inversión. Solo es cuestión de animarse, teniendo en cuenta que se pueden hacer  pequeñas renovaciones en la cocina que se notan mucho.

Elegir el diseño

Si la idea es decorar el espacio sobre la encimera podemos hacer un diseño en pocos colores, para no abrumar. Buscamos en la Web un diseño que nos guste  y lo pasamos a un papel de igual dimensión a la que vamos a cubrir.

Compramos mosaico de vinilo autoadhesivo y lo clasificamos en esos dos tonos. Si no conseguimos, compramos una loseta de ese material y las cortamos prolijamente del tamaño adecuado. Sin quitar el adhesivo, presentamos cada pieza sobre el papel hasta completar. Luego vamos colocando una por una, en orden, sobre la pared limpia y seca.

Es un trabajo que requiere mucha paciencia pero que da excelentes resultados. Solo hay que animarse y es seguro que son recubrimientos que marcan tendencias.

  • Pingback: San Petersburgo, la ciudad rusa más bonita