Ideas

Mosquiteras: protégete de los insectos

Depositphotos_9456457_xs

Muchas veces nos apetece abrir las ventanas para tener un poco de aire fresco y ventilar nuestra casa. El problema radica en que entran insectos que, además de ser molestos, pueden picarnos. El sistema más efectivo y natural para evitar estos problemas es instalar mosquiteras.

Tipos de mosquiteras

Las mosquiteras enrollables son parecidas a las persianas de toda la vida. Su accionamiento puede ser tanto vertical como horizontal y funcionan mediante un mecanismo de guía que permite que estén cerradas mientras no se utilicen. Sus puntos fuertes son su comodidad y el poco espacio que ocupan. Para su instalación necesitamos una serie de herramientas y seguir los pasos del fabricante.

Por su parte, las mosquiteras correderas se colocan sobre el marco de las ventanas, balconeras o puertas correderas. Se pueden mover de lado a lado fácilmente mediante un sistema de rodamientos en la zona inferior. Su instalación es más sencilla que la anterior: tras tomar las medidas del marco de una hoja de la ventana, se encaja la mosquitera en las guías inferiores y superiores de la ventana.

Las mosquiteras abatibles son fijas y se instalan delante de una puerta de entrada, por ejemplo de un jardín. También se utilizan en zonas donde se pasa continuamente. Su principal ventaja es que son automontables, siendo posible colocarlas en cualquier hueco. Su instalación no precisa de herramientas, simplemente se coloca el marco de la mosquitera sobre el hueco elegido y se atornilla las bisagras a la pared.

Y para los menos habilidosos…

Por último, las mosquiteras de velcro se adaptan perfectamente a ventanas, balconeras o puertas, ya que es posible recortarlas y ajustarlas de forma exacta. Es el modelo ideal para los que no sean muy manitas puesto que disponen de una banda autoadhesiva que permite pegarlas en los perfiles de las ventanas o puertas.