Restaurar

Nueva vida para una lámpara muy aburrida

Nueva vida para una lámpara muy aburrida

Creo que a todos nos ha ocurrido que nos regalen objetos decorativos para la casa, que no nos gustan ni un poco. Para hacer un regalo de este tipo es clave conocer exactamente el gusto de esa persona  y aún así, la probabilidad de que ese objeto en especial no le guste es tan alta, que lo mejor es no hacerlo. El punto es que todos tenemos un florero o una lámpara que hasta nos da mal humor verla, por lo aburridos y sin gracia que son. Otras veces son lo que nos han dado los familiares cuando nos hemos mudado solos la primera vez. Por todos esos motivos, tiene un cierto valor sentimental, que nos hace que a pesar de todo, queden en casa años y años.

Pues ni al basurero ni dejarlo así como esta

La idea es darle nueva vida a algo que no nos gusta. Si se trata de una lámpara aquí os traigo una idea muy simple que además, necesita pocos materiales y queda muy bien.

Vamos a renovar la pantalla

El primer paso será pintar la pantalla con pintura en aerosol y dejar secar. Una vez seco, vamos a fijar muy bien un trozo de encaje bien bonito. Para que quede bien fijo pegamos en el sector superior e inferior (por la cara interna, obviamente) con cinta. El siguiente paso es pintar con otro color, que contraste con el de base, también en aerosol. Os recuerdo que para no ensuciar es mejor pintar dentro de una caja.

Solo nos queda retirar el trozo de encaje y ya tenemos una lámpara mucho más bonita. Este puede ser un buen detalle para decorar un espacio pequeño.