Herramientas y MaterialesIdeasTrucos

Nuevo uso para cajas de madera

Si hay algo muy simple de conseguir y muy, muy barato (si es que tiene costo, ya que en muchos lugares pueden ser que nos las den gratis al ser usadas) son las cajas de madera, de esas que se usan para el transporte de frutas y verduras. Hay gran cantidad de cosas que podemos hacer con ellas, hoy veremos una muy simple que puede ser un primer trabajo para alguien que quiere comenzar con esto del bricolaje. Se trata de hacer estanterías con las mismas.

Lo primero que debemos hacer es seleccionar las cajas de modo que la madera se encuentre sana y muy seca. Prolijeamos la superficie de las mismas con una lija, de modo de que tengan cierta porosidad para que la pintura se adhiera con facilidad. Con un paño retiramos todo el polvo. Ya podemos dar una mano de tratamiento a la madera para protegerla. Una vez que se ha secado esa mano ya podemos pintar con el color que hemos elegido, usando cualquiera de las técnicas que hemos visto aquí, si es el caso.

Una vez que tenemos las cajas prontas, las presentamos en las posibles posiciones que nos gusten. Alternar algunas verticales con horizontales queda muy bien. Una vez que hemos hecho esto, las fijamos entre si con tornillos y tuercas, tratando de que queden lo más ocultos posibles. Claro que si queremos dar un aire muy rústico los dejamos a la vista.

Si es un mueble alto el que hemos creado, conviene fijarlo a la pared.