Reparaciones

Otras formas de retirar la pintura vieja de la madera

En un post anterior hemos visto como retirar la pintura vieja de una madera. Lo que funciona en una madera no funciona tan bien en otras, eso me ha demostrado la experiencia. Por supuesto que tiene que ver con el tipo de madera, el tipo de pintura y el tiempo transcurrido. Hay veces que se adhiere de un modo que parece imposible quitarla. Por supuesto que siempre se puede hacer  pero el trabajo que da es tan importante que no nos vale tanto la pena.

Uso de soda cáustica

Un método muy efectivo pero muy peligroso es el de la sosa cáustica o soda cáustica como también se la conoce. No es bueno para maderas que no sean de mucha calidad, puede dañar la madera si nos pasamos de tiempo o de dosis, por lo que las advertencias son varias. Lo más importante: es muy peligroso  de manipular. No puede haber ni niños ni mascotas cerca. Usar en lugar muy ventilado.

Con mucho cuidado

En un recipiente de vidrio o metal que no sea aluminio, colocamos un kilo de sosa cáustica en escamas. De a poco  y siempre usando gafas,  guantes  y trabajando con lentitud, vamos agregando agua, hasta llegar a los cinco litros. El proceso genera calor, por lo que el agua tomará temperatura. No tocar nunca por ningún motivo.

Con un viejo cepillo duro aplicamos sobre la madera. Dejamos actuar unas horas hasta que vemos que la pintura se transforma.

Se retira con agua, a buena distancia usando una manguera con buena presión. Cuidar no salpicar y hacer sobre suelo protegido, ya que mancha y daña.

Eso si, es muy efectivo.