Ideas

Para preparar un arreglo floral

Para preparar un arreglo floral

Los arreglos florales siempre son un acierto desde el punto de vista decorativo, pero no todo queda bien en cualquier lugar. Hay una serie de pautas a seguir para que la belleza del arreglo se destaque, pero sin interferir. Por ejemplo, si tenemos un hermoso arreglo de flores que tienen un fuerte perfume, no podemos, de ninguna manera, usarlo como centro de mesa para una cena. El problema en este caso es que el aroma de las flores va a interferir de modo negativo con el de la comida. Si bien es algo muy obvio, es un error muy frecuente.

El gusto por el tipo de flor y colores es personal

Lo que es un hecho que un centro de mesa con flores no puede ser tan alto como para no poder ver la cara de quien se siente frente a nosotros en la mesa, ni tan abigarrado como para ser de mal gusto. Todo tiene que ser con criterio. Si es un florero enorme no podemos poner una sola flor, algo que quede genial en un florero pequeño.

Para que las flores duren hay muchos secretos

No pueden quedar hojas sumergidas ya que afectan la calidad del agua seriamente. Para mejorar esa calidad, no vienen de más unas gotas de vinagre. El tallo se corta en la base en forma oblicua para poder absorber más agua  y si el tallo es de esos bien gruesos, un par de cortes longitudinales en el nos van a ayudar a que la duración sea mayor. Los arreglos no pueden quedar expuestos al sol directo y ni hablar de las corrientes de aire. Si no hace mucho frío, se pueden  sacar las flores a la terraza durante la noche para que también duren más.

Tampoco olvidemos que se pueden hacer hermosos arreglos con frutas, como por ejemplo con variedades de uvas blancas.