Ideas

Paredes a rayas

interior with sofa and plant in a vase on a background of striped wall

Las rayas en decoración se han usado siempre, pero con mayor o menor énfasis en diferentes momentos. El punto más importante es no abusar de las mismas, sobretodo si son muy llamativas por diseño o por color. Rayas muy gruesas y de colores fuertes o muy finitas y pegadas con un color llamativo, pueden dar un resultado final bastante desagradable. No os digo de no usarlas, pero no abusar de las mismas.

Un uso frecuente es para aumentar la sensación de altura de una habitación. Por eso es que se usan las rayas verticales. Los diseños con rayas no muy anchas son ideales. Algo que se puede hacer es usar el mismo color de base pero en dos versiones: opaco y brilloso. Simplemente se aplica el color, se tapan las franjas que queremos generar y se pinta con barniz transparente.

Las rayas horizontales aumentan la amplitud del lugar. El punto es que no tienen que ser del piso al techo y de pared a pared. Puede ser una o dos líneas, a metro o menos del piso, lo que evita dar ese agobio.

Un uso posible de las rayas en la pared es en un muro de impacto. No se trata tampoco de que todo el muro tenga que tener ese diseño, pero puede ser parte de el. Claro que hay quienes lo usan completo, pero en lo personal no me gusta.

En los dormitorios infantiles es una excelente idea, en los sectores bajos de la pared o sobre la cama. No hay que abusar de los colores, que sean niños no quiere decir que admitan todos los colores.