Restaurar

Pátina muy rápida

Una vez que se aprende a dar pátinas, comenzamos a tener un problema y serio, el menos así lo ha sido en mi caso. Queremos patinarlo todo, pero todo. Para empeorar las cosas, son muchas las técnicas y con resultados bien diferentes, por lo que siempre tengo algo para patinar de un modo distinto. Os lo advierto, aprender estas técnicas es un vicio.

Para quines aún no han hecho ninguna pátina, esta es ideal. Sin embargo os recomiendo siempre practicar antes de usar sobre el objeto que queremos patinar. La técnica se practica sobre una madera, las veces que sea necesario hasta dominarla. En el caso de hoy, sobretodo con los diferentes colores, es clave ver como queda antes, por eso la importancia de la superficie de prueba.

Ingredientes necesarios

Solo vamos a necesitar cera incolora (en realidad puede tener color, pero eso nos dificulta un poco cuando agregamos el color deseado, por lo que hay que estar más entrenados para usar esa cera), pintura acrílica y/o óleo. En un recipiente adecuado colocamos una cantidad de cera como para cubrir la superficie deseada. Le agregamos una pequeña cantidad de óleo o acrílico (aunque parezca que no, se puede usar con cera) y revolvemos muy bien.

Una vez que lo hemos mezclado aplicamos sobre la superficie con un pincel limpio. Retiramos el exceso con una tela limpia.

Recordemos que la superficie tiene que estar limpia y pintada con el color que queremos para la base, en general el blanco es ideal para comenzar a practicar, de modo que el color que se coloca en la cera se destaque más.