Herramientas y Materiales

Pegar madera

La forma de unir dos o más maderas depende de muchas cosas, entre ellas el uso, el estilo, las características, etc. Para estas uniones se pueden usar clavos, tornillos o como hemos visto muchas veces, pegamentos. La elección depende del trabajo pero hoy veremos algunas nociones básicas de los pegamentos que se usan en madera.

En todos los casos,  ambas superficies tienen que estar limpias y secas. Eso incluye el hecho que no puede haber ni un poco de polvo, ni mucho menos grasa. Si es el caso podemos limpiar con lejía o hasta incluso con tricloroetileno. Para asegurarse que no queda ni un poco de polvo, pasamos un pincel seco y limpio. De ser posible siempre se pega en el sentido de la veta de la madera, porque así se ejerce más  fuerza y la unión es mucho más firme.

Usar el pegamento adecuado

Para interiores se pega con cola. Se extiende la cantidad necesaria sobre las superficies y luego se las fija, si es necesario con un peso hasta que sequen. No hay que exagerar con el peso de modo de no dañar la madera (lo he visto).

Para exteriores vamos a usar pegamentos que están hechos en base a un endurecedor y resina. Esto permite que se soporte la intemperie, cosa que no se logra con cola común. Lo mismo que en el caso anterior, se esparce en la superficie y luego se fija hasta que pegue, siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Hay pegamentos de rápida acción pero depende del uso y la madera.