IdeasTrucos

Pequeñas renovaciones en la cocina que se notan mucho

Pequeñas renovaciones en la cocina que se notan mucho

Cuando recién me mudé a Madrid para estudiar, alquilé un piso que era bastante feo. Lo único bueno es que estaba muy bien localizado  y el edificio era muy bueno. Pero el piso en si era un compendio del mal gusto. Ni el piso era mío ni yo tenía mucho dinero para renovaciones, por lo que fue cosa de emplear el ingenio para hacer de aquel lugar, un hogar, como dicen por ahí. Y la verdad es que con no mucho dinero se puede cambiar el aspecto.

El problema mayor era la cocina. Primero probé quitando las puertas de los armarios, porque eran de verdad muy feas. Quedó mucho mejor pero fue muy poco práctico. Cuando no hay puertas el orden tiene que ser perfecto y os anuncio que se ensucia mucho más pronto. Pregunté al casero si me dejaba pintar las puertas, que estaban de un color horrible. Como me autorizó, pues a pintar. Aproveché y cambié los tiradores, lo que cambió completamente el aspecto del lugar.

Cuando vais a cambiar tiradores de un armario de un piso alquilado, os recomiendo llevar a la ferretería los viejos. El punto es elegir algunos que no requieran perforar nuevamente la madera.

Con muy poco dinero más cambié las cortinas, que eran bastante pequeñas  y el lugar ya era otro. Hoy día es más simple aún. Se puede utilizar vinilos, que luego se retiran así no tenemos problemas con el casero.

Como veis hay pequeños cambios que son fundamentales  y sobretodo que son reversibles, aspecto clave en un piso alquilado.