Ideas

Pintar el techo de una forma diferente

Pintar el techo de una forma diferente

Muchas veces cuando pensamos en la decoración de un ambiente el techo suele quedar relegado, algo que no debe ser así. Como mucho, pensamos en un color oscuro para “bajarlo” en caso de techos muy elevados, o tonos muy claros para “subirlo” y dar más amplitud a un ambiente con un techo algo bajo. Pero no son muchas las veces en que dejamos salir nuestra creatividad aplicada a una zona tan visible e importante. Desde aquí tenemos claro que los techos innovadores son opciones a explorar, ya que seguro algo nos va a servir. Veamos hoy algo que se puede hacer con técnicas de pintura.

La técnica

Tanto el trapeado como el esponjado se pueden usar en el techo, siempre con el cuidado de proteger muy bien el suelo ya que seguro que va a gotear algo de pintura. En ambos casos se da una primera mano normal. Luego podemos aplicar una  segundo mano algo más diluida que la primera y con ella vamos a trabajar. Sin dejar que seque vamos a apoyar (sin arrastrar) la esponja o el trapo bien limpio al que hemos enrollado un poco.

Otra opción es dar una segunda mano normal y dejar secar. Luego vamos a usar otro color, que contraste, en el que vamos a mojar la esponja o el trapo y apoyamos en el techo. Lo mismo que en el caso anterior, no arrastramos nunca.

Cuando un techo tiene una pintura con este tipo de acabado, para no agobiar lo ideal es que las paredes sean lisas  y el juego se haga en base a los colores.