Herramientas y MaterialesIdeasTrucos

Pintura sobre vidrio

pintura-sobre-vidrio

Son infinitas las manualidades que podemos hacer con vidrio, si bien en principio siempre nos da un poco de miedo. Todo es una cuestión de práctica. Siempre recomiendo empezar en superficies planas que serán solamente para practicar. Una vez que dominemos un poco más la técnica, recién podemos pasar a hacer directamente nuestro trabajo.

Cuando trabajamos con vidrio es importante tener muy claras las normas de seguridad. Mientras manipulamos y transportamos vidrio es imprescindible el uso de guantes de grosor adecuado y envolver muy bien el vidrio. Una vez que lo tenemos en la mesa de trabajo, lo fijamos bien, siempre apoyado sobre una superficie dura, limpia y firme.

Antes de empezar a pintar es fundamental que el vidrio esté muy limpio y seco. En caso contrario el resultado será malo. Recomiendo empezar siempre con vidrios planos. Podemos colocar el diseño por debajo del vidrio y de ese modo es muy simple copiarlo sobre el mismo. Usaremos para ello un delineador de vidrio.

El punto más importante en el uso del delineador es hacer presión en forma pareja y mantenida en todo el trayecto.

La pintura no se debe colocar mojando el pincel directamente en el frasco, porque los colores pueden afectarse un poco al diluirse o mezclarse. Por eso tenemos que usar un recipiente plano en el cual colocaremos la pintura para luego transferirla. Ahora sí la podemos aplicar, siempre con cierta generosidad. Podemos rebajarla con agua para ganar transparencia.

Lo fundamental es adquirir mucha práctica intentando diseños, y probar la cantidad de pintura y las mezclas que nos interesan. En siguientes post iremos viendo más detalles.