Herramientas y MaterialesTrucos

Piscinas, cuándo y cómo pintarlas

lalala-22

El mantenimiento de la piscina exige un repintado periódico. Esto nos da además la oportunidad de cambiar el color, cosa que modifica sustancialmente su aspecto. La época ideal para hacerlo es la primavera, así que a tomar nota y empezar.

Un punto muy importante, que si lo descuidamos arruina totalmente nuestro trabajo, es la preparación de las paredes. Luego de vaciar la piscina debemos limpiarla a fondo. Para esto usamos un detergente neutro que debemos aplicar de arriba a abajo de las paredes, sin omitir ningún sector, aunque sea pequeño. Finalmente limpiamos el piso. El enjuague es importante, y conviene hacerlo con una manguera que tenga el máximo de presión posible.

El siguiente paso es lijar. También de arriba abajo, y siendo muy detallistas. Enjuagar muy bien, asegurándonos de que no quede polvillo. Algunas personas le dan luego un lavado con ácido muriático, personalmente no lo he usado y no he tenido problemas omitiendo ese paso, pero depende del tipo y estado de la piscina. Enjuagar y dejar secar perfectamente.

La pintura tiene que ser específicamente fabricada para piscinas. No podemos pintar al sol, ni con temperaturas extremas o exceso de humedad, o arruinaremos nuestro trabajo. Emplear la dilución recomendada por el fabricante (en general 20% para la primera mano y 10 % para la segunda). Podemos usar brocha o rodillo sin problemas. Si vamos a usar un soplete, la dilución es mayor. Pintar de arriba abajo, y -en el caso del piso-, de lo más profundo a lo menos profundo.

Dependiendo de la pintura empleada y de las condiciones climáticas, debemos esperar entre 48 horas y 10 días para volver a llenarla.