Trucos

Platos de sitio de vidrio

Platos de sitio de vidrio

No solo para Navidad tenemos que tener la opción de presentar en casa una linda mesa. Una presentación entre formal y rústica  nos puede dar una Navidad elegante y es algo que puede lograrse con poco dinero, nos da mucho estilo y damos rienda suelta a nuestra creatividad. Trabajar con vidrio requiere de ciertas perecuaciones, pero es un tipo de trabajo sumamente interesante que nos da mucha libertad creativa.

Un trabajo muy simple para principiantes es hacer platos de sitio. Los podemos hacer circulares o cuadrados, solo necesitamos especificar que estilo de corte queremos en la vidriería. Si nos tenemos confianza podemos cortarlos nosotros mismos, incluso si nuestra idea es cortar un vidrio redondo. Lijamos bien los bordes, lavamos muy bien el vidrio y podemos comenzar.

Por cada plato necesitamos dos vidrios de 4 mm

Sobre el vidrio elegido, vamos a pintar con la pintura adecuada para vitrofusión, en un diseño my simple. Solo debemos hacer trazos largo y seguros de cada color. Entre uno y otro puede quedar una zona de mezcla de colores  si nos gusta la idea. Os recomiendo usar solo dos o tres. Si es para Navidad, podemos orientarnos en esa gama de colores clásica para la fecha.

Pintar y al horno

Dejamos secar y sobre ese vidrio ya pintado colocamos el otro vidrio.

Ya los podemos mandar al horno, que es un horno especial. En las tienda de artesanos nos van a decir donde alquilan el uso del horno. En el caso de estos platos, van directo sobre el piso el horno sin necesitar nada más.

Al día siguiente nos vamos a encontrar con unos platos muy especiales.